26 May 2010

Palomas de maizal

He comido un rollito de primavera super bueno y super grasiento y como estaba tan tremendo el cabrón me comí a sus tres hermanitos que venían en una caja de congelados, muertos de frío. Les di el calor que necesitaban, al fin soy una alma de lo más caritativa.
La emoción recorre mi pequeño body, tengo muchos motivos, pero uno de ellos es mi nueva adquisición: Un vaso de plástico para las palomitas con forma de vaso de cartón de palomitas. Essss genial. Y lo mejor es que me costó solo 1 EUROOOOOOO
OOOOO
OOOOOO
Es precioso.
También compré una bolsa para hacer la compra genial, por que dentro tiene como unos compartimentos para las botellas de leche, refresco, zumo de cebada, cerveza, whisky o lo que surja. Genial. Me costó 2 EUROS. Solo. Y es super práctica. Y esta es la tercera vez que repito la palabra "super" en este escrito. Y me estoy sintiendo super estúpida. Apoyando dicha estupidez, por si fuera poco, a la estúpida temática del mismo.
Dioss.. bueno.
No hay más clases y es maravilloso por fin ver el Orange que está abajo de mi casa abierto. Creí que jamás lo abrían. La dependienta es muy guapa, la verdad. (Super) sonriente. Así yo también compraría móviles y tarifas planas.
Me estoy leyendo un libro que deberíamos de leer todos alguna vez antes de morir: Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño. Su estructura en forma de diario yo creo que me influyó de manera intensa y por eso estoy escribiendo esta serie de babosadas una tras otra como si de un interesantísimo diario se tratase.
Sin duda yo no tengo historias de folleteo tan hardcore para contarles.
Lo siento.


Pero el libro es buenísimo, en serio.


Vaso nuevo de palomitas

2 comments:

artist alan raul said...

Oh Dios Mío Lula, tu texto es total xDDD

Silvia Cherry said...

Bonito bonito final, Curiocs.
yo tambien tengo un "vaso de palomitas" de plastico, pero no es tan booounito :)