8 Sep 2009

A really happy b-day!


No me lo podía creer. POR FIN había llegado el día.

Lidiando con los tubos y el spray para hacerme la susodicha ensaimada que me lleva Vilma Picapiedra en la cabeza, y la risa de Sandra Dee en el baño de al lado impresionada al ver su cara bajo la peluca de rizos rubios-blanquecinos, pasé los últimos momentos antes de La Fiesta. (Si, si, con mayúsculas)

Ding-Dong!
AAAAAH!!- Grito al unísono de Sandy D. (lo sentimos, se comió a la inseparable Betty Marmol) y Vilma P. cuando suena por primera vez el timbre.
Resultó ser Lizza Minelli quién, cargada de todo el glamour posible y el sleeping-bag bajo el brazo, llegó para darlo todo y ayudar con los últimos detalles.

Nervios. Nervios. Nervios.
-Weyyyyyy! Saca la gelatina alcoholizada del refriii!, que estoy en el baño y Guille me llamó que ya vienen!!-
Y dicho y hecho! En punto y con el ánimo a punto llegó el pelotón de la zona norte de Madrid.
Mic Mic Mic- sonaba mi mazo (llevaba un pitorrín incorporado) mientras me dirigía a la puerta a darles la merecida bienvenida. Y vaya muñequitos de circo me encontré paraditos a los pies de mi granja con una sonrisa de cremallera…
Bueno, bueno toda una fiesta de grandes celebridades. Que si Lady Gaga, Las super nenas, Elvis Presley, Madonna, Peter Pan y Tinkerbell, Minnie Mouse, Indiana Jones, aayyyy que la cosa empieza.
Y la cosa empezó!
Eeeeeeesto era un no parar señores! Un no parar de tomar, de bailar, de ponerle pulseritas rojas al “personaje por el que te dejarías acosar sexualmente”,de gritar, de casarse en el Registro Civil situado en el ala derecha de mi enormísimo salón (¿?), de ser mamá primeriza de mi pequeño Gustavo, de ir a la Post-it Room a rajar del disfraz del de al lado y después meterlo en la urna como "anónimo"...

Ay! Y venga el rebujito por aquí, y venga Janis Joplin por allá. Que si Pete Doherty en su versión más sana y La Amy Winehouse esta tratando de seducirlo para ir en busca sustancia blanca…

…Y es que desde que mi promiscuo marido (sí, se casó 3 veces más!) pronunció su gran frase al cruzar por la puerta, supe que ya no había vuelta atrás, que menos mal que mi mamá me dijo: Ay Lulita, y por qué no haces una fiesta!, que todos los preparativos habían valido más que la pena, que simplemente iba a ser im-po-si-ble que me la pasara algo menos que increíble.

                                                Y entonces se pronunció:

VIIIIIIIIIIIIIIILLMAAA, YA ESTOY EN CASAAAAAAA!!-












No comments: