27 Sep 2009

La mañana de mañana.

Mañana desayunaré café.

Mañana me despertaré y sentiré la necesidad de tener una taza llena de café con leche entre mis manos.
Me apetecerá abrir la ventana y beber lentamente mientras miro cómo el día va despertando y el cielo comienza a teñirse, primero de blanco y, poco a poco, va tornándose azul.

Mañana me despertaré y me apetecerá hacerlo todo pausadamente, con tranquilidad, disfrutando cada paso. Pisando el suelo con tanta delicadeza que no habrá manera de saber que estuve ahí, que me bebí ese café y que sonreí.

Que sonreí sólo porque sentí el frío del viento recorrer mi cuerpo, tocar mi cara, airearme el alma...

No comments: